Hipomanía inducida por cabergolina y quinagolida en un paciente conmacroadenoma hipofisario: reporte de un caso y revisión de la literatura Psicosomàtica y Psiquiatría

Hipomanía inducida por cabergolina y quinagolida en un paciente conmacroadenoma hipofisario: reporte de un caso y revisión de la literatura Psicosomàtica y Psiquiatría

Dentro de las posibles complicaciones en estas circunstancias, la rinolicuorrea ha sido la descrita con mayor frecuencia, debutando habitualmente en un periodo de 1 semana a 4 meses tras el inicio del tratamiento con AD3. Habitualmente se presenta con síntomas o signos provocados por la compresión de las estructuras adyacentes, tales como cefalea, alteraciones visuales y/o diplopia. Muchos pacientes también presentan datos de hipopituitarismo, incluyendo hipogonadismo.

La necesidad de otro tipo de seguimiento clínico (p. ej. exploración física incluyendo auscultación cardiaca, radiografía y TAC), se debe determinar en base a cada caso individual. Para la supresión de la lactación ya establecida, el régimen de dosificación terapéutico recomendado es de 0,25mg (medio comprimido de 0,5 mg) cada 12 horas, durante dos días (dosis total de 1 mg). Cabergolina Teva 0,5 mg está disponible en tamaños de envase de 2, 8, 14, 15, 16, 20, 28, 30, 32 (2×16), 40 (2×20), 48 (3×16), 50, 60 (3×20), 90 (3×30), 96 (6×16) y 100 (5×20) comprimidos. No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de la abreviatura CAD.

FORMA FARMACÉUTICA

Las pacientes con intolerancia hereditaria a galactosa, deficiencia total de lactasa o problemas de absorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento. En España existen comercializadas formas de administración oral de cabergolina (comprimidos). Su administración debe ser monitorizada cuando se administra a pacientes con daño hepático. Como todos los derivados ergolínicos, se debe administrar cabergolina con precaución en sujetos con enfermedad cardiovascular grave, hipotensión, síndrome de Raynaud, úlcera péptica, hemorragia gastrointestinal y antecedentes de enfermedades psicóticas. Cabergolina es un medicamento indicado para tratar la hiperprolactinemia (niveles altos de prolactina).

La cabergolina tarda varios días en eliminarse de la sangre y los efectos pueden empeorar durante 2 semanas dando como resultado un aumento en la producción de leche. En nuestro país no se han reportado casos de fibrosis a ningún nivel, específicamente valvular. No obstante, el riesgo de trastornos fibróticos no se descarta, pues el método de notificación espontánea posee como una de sus desventajas conocida el subregistro de casos. En 2 estudios publicados recientemente se ha estimado la prevalencia2 e incidencia3 de valvulopatía cardiaca asociada al tratamiento con pergolida y cabergolina, así como de otros agonistas dopaminérgicos, comparándose con la obtenida en un grupo control. En dos estudios publicados recientemente se ha estimado la prevalencia(1) e incidencia(2) de valvulopatía cardiaca asociada al tratamiento con pergolida y cabergolina, así como de otros agonistas dopaminérgicos, comparándose con la obtenida en un grupo control. Se realizó estudio ambulatorio por parte del urólogo de referencia, con ultrasonografía doppler de arterias cavernosas sin hallazgos destacables, siendo el caso orientado como priapismo probablemente secundario a cabergolina.

ÁREAS TEMÁTICAS

Si su médico le ha indicado que padece unaintolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. Por tanto, si es necesario, deben utilizarse métodos anticonceptivos adecuados durante el tratamiento.La seguridad y eficacia de cabergolina no ha sido establecida en individuos menores de 16 años. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico. No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con cabergolina sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted.

  • La cabergolina está indicada en el tratamiento de trastornos hiperprolactinémicos, incluyendo amenorrea, oligomenorrea, anovulación y galactorrea.
  • En pacientes hiperprolactinémicos se han utilizado dosis de cabergolina de hasta 4,5 mg por semana (ver sección 4.4).
  • Se debe medir, además, el área de tenting mitral, como índice cuantitativo de desplazamiento apical de la coaptación de las válvulas, relacionado con la gravedad de la regurgitación.
  • En estos casos, la sintomatología de rebote en el pecho después del décimo día no era frecuente (aproximadamente un 2% de los casos).

Este régimen de dosificación ha demostrado ser mejor tolerado que el régimen de dosis únicas para la supresión de la lactación, ya que tiene menor incidencia de efectos adversos, en particular síntomas de hipotensión (ver sección 4.4). La duración del tratamiento es controvertida pues, en ocasiones, su supresión puede llevar a la reexpansión tumoral y la reaparición del cuadro clínico. Algunos autores proponen un tratamiento de 5 años de duración, y la suspensión en aquellos pacientes en los que se han normalizado las cifras de prolactina y ha desaparecido la imagen hipofisaria, aunque es necesario un control riguroso para reanudar el tratamiento si fuera necesario. La eficacia de la cabergolina está relacionada con la dosis y determinada por el porcentaje de ocupación del receptor de dopamina 2 y la afinidad prolongada del receptor. La activación de los receptores de membrana y las respuestas de las células diana es proporcional al grado de ocupación del receptor.

Esta información deberá comprender asimismo los posibles efectos secundarios de la medicación para inhibir la lactancia. Según indica la ficha técnica del medicamento, la cabergolina tampoco debe asociarse con otros alcaloides ergóticos ni con antibióticos macrólidos (por ejemplo, eritromicina), ya que los efectos adversos podrían aumentar. Si durante el tratamiento con cabergolina se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico. Después del tratamiento,
las mujeres que deseen quedarse embarazadas deberán esperar al menos un mes después de la interrumpción de su toma.

En ensayos clínicos controlados, con dosis de 1 mg administrado dentro del primer día post-parto, la cabergolina mostró ser eficaz en la inhibición de la secreción de leche, la ingurgitación del pecho y el dolor en aproximadamente el 70-90% de las mujeres. Sólo un 5% de las mujeres presentaron en la mama una sintomatología de rebote durante la tercera semana post-parto, siendo generalmente de intensidad leve. Se ha observado que la cabergolina y/o sus metabolitos se excretan a través de la leche en ratas. Puesto que no se dispone de datos sobre la excreción de la cabergolina en la leche materna en humanos, se debe aconsejar a las mujeres en período de puerperio y, en tratamiento con cabergolina, no dar el pecho a sus hijos en caso de que fracase la inhibición /supresión de la lactancia que el producto ejerce. En los estudios post-parto realizados con cabergolina, los descensos de la presión arterial eran en su mayoría asintomáticos y frecuentemente se observaban, entre los 2 y 4 días posteriores al tratamiento.

Se recomienda advertir a estos pacientes de esta posible complicación y monitorizarlos de manera estrecha durante los 2 primeros meses de tratamiento19. La información que figura en CardioTeca.com está dirigida exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere https://www.dnavida.com.br/escandalo-por-la-compra-ilegal-de-anabolizantes/ una formación especializada para su correcta interpretación. El acceso a algunas secciones se realiza mediante contraseña, y sólo está disponible para profesionales sanitarios. Aunque el sitio web CardioTeca.com está dirigido a profesionales de la salud, la información médica visible en su área pública es de libre acceso.

Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de cabergolina. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento. El paciente nos relató que el cuadro se había producido en 2 ocasiones antes del episodio que le obligó a asistir a urgencias. El primer episodio de erección prolongada se había producido al mes de iniciar el tratamiento habiéndose autolimitado de forma espontánea en 3 horas. El segundo episodio tuvo lugar una semana antes del definitivo, cursando de la misma forma que el previo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *